25 jun. 2008

..un viaje muy especial...FEED YOUR SOUL..



Hace unos días me encontré con unas amigas a almorzar.

No era más que unos de esos típicos almuerzos de mujeres donde la charla ronda alrededor de las pequeñas cosas de todos los días, hijos, maridos, cine, ropa y algún que otro tema de la actualidad política, pero sin entrar en detalles, para qué?, en definitiva no está en nuestras manos las grandes decisiones...

En un momento de esos, cuando la charla estaba dando un giro de 180 hacia la monotonía, una de ellas, se dió vuelta, me miró fijo y me preguntó, casi sin darse cuenta, que la respuesta, iba a merecer un largo análisis de mi parte... por que había elegido, para la foto de mi blog, un título tan misterioso, como el de "un viaje muy especial".

A decir verdad, el contexto donde estábamos, con moza incluida tratando de hacerse escuchar, más el ruido molesto de un shopping en "pick hour", y la sorpresa que ocasionó en mi semejante pregunta no esperada, me llevaron a contestarle un simple y no sincero..."no se", aunque la promesa de una respuesta pareció quedar sobrevolando para la próxima comida juntas.

Obviamente, como buena estudiante de psicología que soy, me quedé pensando y rememorando ese viaje. Sabía que había algo profundo encerrado en esa frase y estaba absolutamente decidida a desentrañarlo.

Y acá me encuentro. Sentada frente a la computadora intentando una vez más volcar en un papel mis sentimientos más intimos.

Ese viaje, a Nueva York, definitivamente fue especial y distinto. Ahora ..por qué, cual era la razón a mi afirmación?

Ahí va...

Ya no me recuerdo con exactitud el año.

Veo que mis mecanismos de censura a modo de defensa, son demasiados eficaces, pero podría aventurar que, por mi corte de pelo, por el edificio que ya no existe, y por la no existencia de mi cachorro, que esa foto tiene más de 10 años.

uf!! cuanta agua corrió bajo el puente, y aún me sigue rebotando en mi mente la pregunta de mi amiga.

En realidad podría haberle contestado que fue el primer viaje de papá a la Gran Manzana y por eso, la razón de lo emotivo. O haberle dicho que la enfermedad era aún, una especie de tabú..un, de eso no se habla...y la esperanza de que así no fuera era todavía una dulce realidad.

Pero definitivamente, eso no hubiera significado más que una mentira piadosa para no desentrañar ese nudo en el que sola me había metido y sola debía salir.

Esa tarde recuerdo nos dedicamos a pasear. Recorrimos cada rincón del Central Park y cada negocio de la 5ta. Avenida. La alegría de papá era indescriptible.

Siempre decía a modo de ironía, tal como a él le gustaba, que nadie podía morirse sin conocer semejante ciudad. Así que eso era cumplir un deseo largamente anhelado.

Aún así todo esto no explicaba mi frase.

Esta claro que el viaje hubiera sido otro viaje más, de los tantos viajes a Nueva York hechos a visitar a mi hermana, de no haber sido por una tarjeta que esa misma tarde llegó a mis manos.

Una tarjeta blanca, verde e insulsa que guardé sin prestar mucha atención en el bolsillo de mi saco.

Lo que se leía era un simple..."FEED YOUR SOUL". (Alimenta tu Alma), hasta ese momento una frase más de las tantas en esa ciudad luminosa.

Lo que pasó exactamente cuatro días después de haberla recibido, fue lo que me lleva ahora a escribir.

Cuatro días después a papá lo "condenaban" con un certero y durísimo diagnóstico de "Amyotrophic Lateral Sclerosis"o "Escelrósis Lateral Amiotrófica", para el fin, da igual.

Ahora, si, se comprende mi frase en la foto.

Ese había sido realmente un viaje muy especial.

No solo por el diagnóstico recibido que nos arrolló y todo lo que este significaba sino por que entendí desde ese momento que había "alguién", no se donde, que me había hecho llegar la tres palabras claves para poder desde entonces afrontar, aceptar, y dar lucha con fuerzas increibles al obstáculo mas difícil de mi vida.

"FEED YOUR SOUL" , o "ALIMENTA TU ALMA", fueron las palabras claves para no caer en la tentación de levantar la bandera blanca que denota la rendición en plena lucha.

"FEED YOUR SOUL"..., amiga Coty, ese si, fue un viaje muy especial.

Definitely !!!!

2 comentarios:

coty dijo...

Hola Verito!
Qué bueno haber disparado un recuerdo tan importante como este.Tal vez fue la foto, tal vez alguna parte de tu relato, pero también me rememoró una visita de MI viejo a nosotros en New York, y los lindos paseos que hicimos juntos en esa ciudad. Gracias!
Coty

Veronica dijo...

gracias a vos amiga

vero